viernes, 18 de enero de 2008

Los pasos para abrir un local comercial propio

Muchos tienen en mente comenzar un emprendimiento y se preguntan cómo serán los trámites para que el proyecto se materialice. Qué requisitos son necesarios y también las dificultades que surgen

Abrir un local hoy resulta muy distinto a lo que era años atrás, por ejemplo, en los ‘90. No tanto por los trámites –porque prácticamente se mantienen- sino por una nueva situación: después de la crisis, sobrevino la reactivación económica y el boom del consumo que llevó a que hoy estén ocupados la mayoría de los comercios y a que debido a la demanda se agreguen requisitos.

En particular, en Capital Federal tuvo lugar la tragedia de Cromañón que llevó a un replanteo en materia de habilitaciones. En el resto del país es posible que no haya tanta observancia.

La entrevista a Vicente Lourenzo, Secretario General de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) quien delineo cuáles son los “pasos” básicos para abrir un local propio. Se resumen en las siguientes líneas:

1) Ubicar el comercio
Si se es dueño, es un gran paso. Es más complicado alquilar un local. En principio por los precios que no son los mismos con la gran demanda que hay en este sector, en especial, de los ubicados en arterias principales de los centros en todo el país. En segundo lugar, porque volvió el “valor llave” en esos puntos, que es una suerte de derecho de acceso que se paga al inicio del contrato de locación al dueño. Hay que recordar que el plazo mínimo para un alquiler comercial es de 3 años y que como está en vigencia la prohibición de indexación el contrato que más se usa es el llamado “escalonado” y en ubicaciones “top” en Capital, es en dólares. ¿Qué pasa en los barrios no turísticos? No se cobra valor llave y los precios de los alquileres son sumamente más moderados.

2) Habilitación del local
Una vez cerrado el asunto inmobiliario, se debe recurrir a la municipalidad de cada distrito para averiguar qué se solicita para habilitar el local (en general, se detalla en los sitios web del gobierno de cada provincia o secretaría de comercio provincial). Este trámite se tornó más complicado para el territorio porteño, luego de Cromañón. En general, es lento y no pocas veces presenta dificultades. Por eso, es recomendable que en primer lugar se habilite el local y que luego se recurra a tramitar las cuestiones impositivas. Un buen consejo sería entonces: buscar un lugar habilitable.

3) Impuestos
Con el local y la habilitación se pasa a esta etapa que es de las más sencillas del proceso. A través de un formulario con el cual se acredita el contrato social si se trata de una SRL o DNI si se es persona física más comprobantes de gastos a nombre de la mismo o de la jurídica, CUIT y habilitación se saca Ingresos Brutos. También hay que inscribirse en Ganancias y en el Impuesto al Valor Agregado, o bien, como monotributista.

4) Controlador fiscal
Por último, si se vende a consumidor final se debe adquirir una máquina registradora con controlador fiscal que es lo que genera el ticket para funcionar. Lourenzo puntualizó que hay casos especiales como el de los comercios gastronómicos que requieren además inscripción en bromatología para comenzar a funcionar.

Consultado acerca de las dificultades que aparecen en este proceso indicó que “son muchas y comienzan desde el acondicionamiento del local para funcionar, ya que es muy raro que se abra un local del mismo rubro del que funcionaba anteriormente y siguen hasta la negociación de un contrato de alquiler, el trámite de habilitación y el resto”. Lourenzo destacó que “el sector está muy bien, porque el ritmo de consumo se sigue manteniendo. En los últimos años las ventas mostraron una tendencia alcista permanente, tuvimos una excelente venta de fin de año y los lugares de centros turístico, vendieron muy bien”.

De acuerdo con el último censo, en todo el país existen 1.400.000 locales entre comercios y servicios y se estima que emplean a 4 personas por establecimiento, lo que implica un gran porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA). Hoy, en la Ciudad de Buenos Aires y en las principales ciudades de las provincias, la ocupación de locales comerciales llega a 95 por ciento.

Infobae.com